Consejos para empapelar tus paredes

14 septiembre 2016

consejos papel pintado

Cómo empapelar las paredes de tu casa

Quieres darle un cambio de imagen a una de tus habitaciones pero no quieres gastarte mucho dinero; te proponemos decorar una estancia con papel pintado. Aunque lo más frecuente en la mayoría de las casas es pintar las paredes empapelar en otra opción muy recurrente. Como pintores en Madrid, sabemos que es habitual utilizar papel pintado en habitaciones infantiles, para dar un toque de color y animado al cuarto, pero también en dormitorios de adultos o salones. En este post te vamos a detallar a continuación algunos consejos muy prácticos y útiles para que tú mismo puedas empapelar una habitación o una pared de tu casa. Le darás un cambio de aspecto y además no realizarás un desembolso importante.

Por dónde empezar

Lo primero que debes hacer es retirar el papel antiguo si lo hubiera. La pared debe quedar totalmente limpia de restos de papel o de cola. Es el momento de revisar las paredes y asegurarse de que se encuentran en perfectas condiciones, sin desconchones ni desperfectos. Si los hubiera sería conveniente rellenar con masilla o escayola las grietas o huecos. Si esto no se arregla a tiempo cuando coloques el nuevo papel pintado puede llegar a romperse debido a los agujeros.

Una vez que la superficie está totalmente lisa ya está preparada para empapelar. Es aconsejable limpiar la pared por si tuviera polvo o cualquier otra cosa que impida el pegado correcto del papel.

Cuando vayas a comprar el papel pintado asegúrate de adquirir la cantidad adecuada, sobre todo, que no te quedes corto para terminar todas las paredes. Mide bien la habitación y cualquier profesional de una tienda de pinturas y decoración te informará de los rollos de papel que debes comprar. También tienes que comprar cola de empapelar. Dependiendo del fabricante, la preparación de esta cola puede variar en cuanto a cantidad de agua a añadir o tiempo de debe reposar antes de usarla. Debes seguir con detalle las instrucciones que figuran en los envases de cola. En la tienda de bricolaje también te asesorarán en este sentido. Acuérdate también de comprar una brocha de encolar.

Una vez que ya tienes el material debes medir la pared y cortar los trozos de papel dejando un margen de unos 10 centímetros. Nosotros siempre aconsejamos que se empiece a empapelar por la ventana.

pintores madrid

Cuando tengas cortadas las tiras de papel con la brocha vas aplicando la cola. ¿Cómo se aplica? Muy sencillo. Hay que hacerlo empezando por el centro y luego hacia los bordes. Dale bien a las esquinas para que éstas queden bien empapadas de cola. A la hora de pegarlo a la pared, súbete a una escalera porque comenzaremos por la parte más alta y por una esquina. Recomendamos dejar un margen superior de unos 4-5 centímetros en el techo (luego ese papel sobrante se recorta, pero eso será al final). Ve pegando la tira de papel de arriba hacia abajo y del centro hacia las esquinas. Para esto se puede emplear un cepillo, así queda el papel bien fijado a la pared y sin burbujas.

El siguiente paso es muy importante. Se trata de colocar una segunda pieza de papel casando las juntas de ambas tiras. Éstas no pueden ir solapadas ni montadas, deben ir muy juntas. Si has elegido un papel con flores o dibujos debes colocarlos de tal manera que case el diseño.

Una vez que tengas todas las tiras colocadas en la pared, con un cúter y una regla debes ir cortando los trozos de papel sobrantes tanto del zócalo como del techo.

Así hemos conseguido empapelar una habitación nosotros mismos de una forma muy sencilla.

Más consejos sobre papel pintado

5/5 - (1 voto)