Los colores y el estado de ánimo

14 julio 2017

Combinar los colores de tu hogar

A la hora de elegir los colores de la pintura de una vivienda, es interesante hacerlo de modo que se coordinen armónicamente las diferentes tonalidades.

Es ya sobradamente sabido que cada uno de los colores cuenta con un significado diferente, por lo que es aconsejable utilizar el color adecuado en función de cada ambiente.

Las estancias y lugares que necesitan serenidad y ofrecer una tranquilidad a quienes los ocupan, suelen estar pintadas de blanco. El azul también es un color aconsejado, por ejemplo, en habitaciones ya que sirve de tranquilizador para la mente, a la vez que ayuda a reducir los temores. El gris es un color muy asociado con el éxito, por lo que se suele ver bastante en oficinas, ya que a su vez estimula la creatividad. El amarillo puede ayudar a las mentes confusas a aclararse. El naranja suele ser un color cada vez más utilizado en las viviendas, o en ciertas zonas de ellas, ya que incrementa la vitalidad. Si desea darle un toque revitalizador a su espíritu a la vez que logra equilibrar sus emociones, decántese por el color verde para sus paredes.

Consejos para elegir color de la pintura

El exceso en el color

Cuando una casa cuenta con el exceso de un color, sin contar con otros tonos, los efectos positivos pueden perderse. Por ejemplo, demasiado de naranja o rojo podría producir ansiedad, mientras que si el exceso es amarillo podría llevar a una sensación de agotamiento. Si la casa se ha pintado demasiado de blanco, el efecto podría ser de cansancio.

Para evitar todo esto se recomienda no utilizar en exceso una única tonalidad en una misma parte de la casa y combinarla con otros colores diferentes, por ejemplo con el de los muebles, o pintar alguna pared de la misma estancia de otra tonalidad diferente. De este modo obtendrá la armonía, combinando los diferentes tonos de un modo totalmente armónico.

Mejorar la imagen de la vivienda

En cierta medida es posible modificar la apariencia de una vivienda y dotarla, por ejemplo, de una mayor luminosidad eligiendo bien el color de la pintura.

No es recomendable basarse en la moda a la hora de elegir los colores de las paredes de una vivienda, ya que poca gente renueva la pintura cada vez que esa moda varía.  Por el contrario, sí es muy aconsejable utilizar colores de pintura intensos en aquellas zonas de la vivienda que reciban mucha luz, y el blanco, o tonos realmente claros, si vive en una planta baja, en un piso con poca luz u orientado al norte o al oeste. Una vez haya decidido si su casa necesita colores claros o más bien oscuros, elija entre los diferentes tonos probando los que le gusten en diferentes paredes. Tenga en cuenta que una vez que haya pintado toda la pared, el color parecerá algo más oscuro que en la prueba.

Tipo de pintura

Para elegir el tipo de pintura adecuada se recomienda también tener presente una serie de aspectos como que la pintura mate es más aconsejable para estancias con mucha luz, ya que este tipo de pintura refleja poco la luz. La satinada, por ejemplo, es mucho más sencilla a la hora de limpiar que el resto.  Es mejor utilizar la pintura brillante cuando las paredes no cuentan con imperfecciones, ya que podría llegar a resaltarlas bastante.

Más información

Rate this post