Pintar tus paredes con pistola de pintura

18 junio 2018

¿Cómo pintar tus paredes con pistola?

Por lo general, cuando pintamos las paredes solemos hacer uso de las brochas o de un rodillo. Pero, además de estas herramientas, existen otras que nos pueden ayudar a que nuestras paredes queden como nuevas de forma rápida y sencilla.

Dentro de este grupo de herramientas, hoy nos vamos a centrar en el uso de la pistola para pintar. Estas nos ayudarán a realizar el trabajo de una forma mucho más ágil y conseguir un acabado perfecto.

Aunque en un principio usar una pistola para pintar paredes puede resultar complicado, siguiendo nuestros consejos y recomendaciones conseguirás realizar la tarea de forma segura y sin mayores complicaciones.

¿Cuáles son las partes de una pistola de pintura?

Lo primero que debes saber es que hay varios tipos y modelos de pistolas para pintar y que cada una cubre una necesidad específica. Sin embargo, sin importar su tipo, todas las pistolas tiene la misma estructura de tres partes:

  1. Depósito: en este espacio es donde se almacena la pintura. Puede ser de distintos tamaños, pero por lo general su capacidad de almacenamiento de producto puede rondar desde medio litro hasta 2 litros de pintura.
  2. Regulador del caudal: Esta pieza es la que se ubica en el mango de la pistola. Su función es regular la cantidad de pintura que vamos a rociar sobre la pared.
  3. Boquilla: es la pieza por donde se expulsa la pintura. Por lo general, las pistolas de pintura se suelen vender con distintos tipos de boquillas, las cuales utilizarán según el tipo de producto que elijamos o el acabado que queremos conseguir. Una vez que la hayas usado, debes asegurarte de limpiarla muy bien.

¿Cuáles son los tipos de pistolas de pintura?

Podemos dividir los tipos de pistola de pintura en dos grandes grupos: las pistolas de gravedad y las pistolas de succión, y es importante conocerlas para saber en qué ocasión utilizarlas.

  • Pistolas de gravedad: su tamaño es más pequeño en comparación con las de succión, y se utilizan para pintar superficies pequeñas o solo algunos detalles en la pared. El depósito de la pintura se ubica por encima de la pistola y por lo tanto, el producto fluye mejor gracias a la fuerza de la gravedad.
  • Pistolas de succión: en este tipo de herramientas el depósito de la pintura se ubica bajo la pistola. La máquina se encarga de succionar la pintura y llevarla hacia el difusor para luego expulsarla mediante la boquilla.

¿Cómo usar la pistola de pintura?

Las pistolas de pintura tienen la ventaja de que pueden ser utilizadas para cualquier tipo de pintado, sin embargo, debes tener en cuenta el modelo antes de comenzar a pintar. Nuestra recomendación es hacer uso de las pistolas de pintura para pintar paredes o aquellas superficies que sean más complicadas como esquinas o curvas.

Consejos para utilizar la pistola de pintura

Cuando vayas a hacer uso de una pistola debes proteger tus manos con guantes y tus ojos con gafas de seguridad. Si vas a pintar un espacio cerrado, también es recomendable hacer uso de una mascarilla de protección. También es importante que protejas cualquier mueble o elemento decorativo que haya presente en la habitación para evitar que se manchen con la pintura.

Para conseguir que la pintura se adhiera correctamente a la superficie es necesario prepararla. Para ello debes limpiarla y verificar que no sufre desperfectos y que no presenta humedades.

Para empezar a utilizar la pistola debes situarla a 25 centímetros de la pared. Comienza a aplicar la pintura en forma vertical y luego en forma horizontal. No olvides sujetar la pistola con firmeza. Aplica varias capas de pintura y evita que el producto gotee.

Más información

pintores madrid

5/5 - (1 voto)